Virgen
Nazarenos

Semana Santa

Cristo

" La Semana Santa en Málaga es uno de los más importantes acontecimientos que se produce cada año en la ciudad, desde el punto de vista litúrgico y cultural. Fue declarada de Interés Turístico Internacional desde enero de 1965. "

Durante más de 500 años de historia sin interrupción, la Semana Santa de Málaga ha permanecido presente en el sentimiento religioso y popular de los malagueños. Abarca desde el Domingo de Ramos hasta el siguiente domingo: Domingo de Resurrección, saliendo en procesión cada día imágenes representando la Pasión de Cristo, excepto el Sábado Santo.

La Semana Santa malagueña se diferencia de la de otras comunidades por el bullicio y alegria de sus procesiones, las cuales tienen rasgos distintivos...como los tronos en los que van las imágenes o los mantos que portan que son rasgo distintivo de la ciudad.
Debemos agradecer el gusto que durante siglos han tenido las cofradías y hermandades por el arte barroco y la cantidad de enseres procesionales que han acumulado a lo largo de los años, hace que la puesta en la calle de la Semana Santa de Málaga sea un escenario de arte exuberante lleno de color y majestuosidad del que podemos disfrutar.

Cada año, la Semana de Pasión en Málaga pone en las calles un auténtico espectáculo perceptible por los cinco sentidos, sus tronos, portando a las imágenes que son mecidas durante todo el recorrido, miles de nazarenos y penitentes que van dando luz y color con sus cirios y vestimentas por el itinerario, marchas procesionales que llenan de la particular música de Semana Santa, aromas a incienso y a flores al paso de las procesiones y miles de personas que se agolpan y viven con alegría esta festividad.

La Semana Santa de Málaga es muy distinta a las del resto de Andalucía, aquí no se vive una Semana de Pasión con recogimiento y silencio, se vive con alegría, con bullicio, con vítores, con saetas espontáneas y aplausos al paso de las imágenes. Comparte con las demás celebraciones andaluzas un gran fervor popular y formas artísticas como la saeta. La diferencian de aquellas rasgos como el soporte físico de las imágenes y el vocabulario cofrade, en gran parte específico de la Semana Santa malagueña.

Las procesiones malagueñas cuentasn con un enorme número de costaleros, dado que los tronos y los mantos así lo requieren. Esto no hace sino dar más grandiosidad aún a las comitivas, y hacer de la festividad un verdadero espectáculo.
Una de las señas de identidad de la Semana Santa Malagueña es la utilización de los llamados tronos. En otras comunidades se llaman pasos, pero aquí son distintos, son llevados por un número variable de portadores,mucho mayor al número de costaleros de otras ciudades, oscilando la cifra de 42 a 270 hombres. Éstos llevan el trono metiendo el hombro bajo los varales que sobresalen horizontalmente del cajillo. La mesa constituye la parte del interior del cajillo donde también suele haber portadores. En lo que se refiere a la ornamentación del cajillo, destacan los arbotantes, parecidos a lámparas o candelabros de varios brazos con tulipas, en los cuales van velas que alumbran el trono.

En el caso de los tronos con palio, la ornamentación del cajillo va más allá con la presencia de la candelería, unos candelabros de distintos tamaños y alturas que ocupan la parte delantera del cajillo justo delante de la Sagrada Imagen. La Peana es el lugar donde se asienta la Imágen, pudiendo ser de metal o madera.
Aparte de esta estructura que nos indica sus orígenes barrocos hemos de añadir la presencia de: El Manto.·Este juega un papel muy importante en la Semana Santa de Málaga por el tamaño del mismo, ya que llega a cubrir a los portadores de la parte trasera del trono. El Palio va sujetado por barras de palio, cuya terminación son denominadas macollas, encuadran la parte de arriba del trono y acogen a la Sagrada Imágen.

A diferencia de otras ciudades en las que los pasos comienzan a la salida de los templos, los enormes tronos malagueños no pueden salir de las iglesias pues no caben por sus puertas, son auténticas capillas andantes de hasta más de 5.000 kilos mecidos por decenas de portadores.

Los malagueños que acompañan a las imágenes visten el hábito de nazareno portando cirios, cruces o detrás de los tronos a modo de promesa. Otros realizan la estación de penitencia portando sobre uno de sus hombros las andas procesionales como hombre de trono. Algunos tronos llevan el acompañamiento musical de Bandas de Música, Bandas de Cornetas y Tambores, Agrupaciones Musicales o Capillas Musicales, aunque tambiéntambién hay hermandades que no llevan acompañamiento musical alguno, que suelen ser las que realizan estación de penitencia el Viernes Santo.

Otro rasgo distintivo de la Semana Santa malagueña son los desfiles militares que tocan marchas procesionales o cantan sus himnos durante el recorrido. Todo esto no es un indicativo de falta de religiosidad, sino la particular forma en que los malagueños viven la fe y el sentimiento de esta celebración.

En Málaga encontraremos las tallas más antiguas, las procesiones gremiales más arraigadas, como la de los olivareros, y el acompañamiento de las orquestas más bulliciosas para las celebraciones. En la ciudad la festividad tiene un carácter especial.
La Semana Santa se vive durante todo el año en la ciudad y las Cofradías trabajan día a día en los tres pilares fundamentales que las definen: Formación, Culto y Caridad. Son múltiples las obras asistenciales que las Hermandades y Cofradías realizan en Málaga y su Provincia. La Estación de penitencia o salida procesional es el principal culto externo de las corporaciones pero las Hermandades cuentan con numerosos cultos internos a sus Titulares a lo largo del año: Novenas, Quinarios, Triduos...de esta manera a la llegada de la Semana Santa, la festividad se presenta como el momento culminante de un año de trabajo y fervor prestado a su imagen.

Aquí se encuentra la Agrupación de Cofradías,la más antigua de España,fundada en 1921, cuyos miembros son elegidos cada cuatro años por los Hermanos Mayores de las distintas Hermandades, que se encarga de la organización de la Semana Santa y de agilizar trámites y acuerdos con las instituciones oficiales y de todo lo relativo al Recorrido Oficial.

Las procesiones de la Semana Santa de Málaga, ofrecen por tanto un atractivo único no sólo para las personas que participan en sus estaciones de penitencia, sino también a todos aquellos visitantes y turistas llegados de todos los rincones que ven en la Semana Santa de Málaga la espectacularidad de sus desfiles procesionales y todas las manifestaciones artísticas que se pueden presenciar desde un prisma laico. De todas las maneras de celebrar esta festividad religiosa, la más espectacular es la de Málaga.Si deseamos vivir al completo esta festividad podemos acercarnos unos días antes a la ciudad y disfrutar de todos los preparativos, es un buen momento para reservar en los hoteles en Málaga y disfrutar de la playa a la espera del comienzo de la ansiada semana grande.

Destacar la manera en la que comienzan los festejos la mañana del Domingo de Ramos, con la escena de la Pasión de Jesús, en la procesión de la "Pollonica", llamada así por un pollino pequeño que acompaña a la burrita que monta la imagen del Señor, en esta procesión cientos de pequeños aprendices de cofrades acompañan a la imagen de Jesús en lo que representa su entrada en Jerusalén.

Por la noche entre otras podemos ver a la Concepción Dolorosa y Jesús orando en el huerto,que pertenecen a la hermandad gremial de aceiteros y olivareros malagueños.

En el Lunes Santo nos encontramos con una de las procesiones más multitudinarias la de El Cautivo, que es acompañado por mas de 25.000 personas en señal de promesa, y sale al paso al final de la jornada.

Uno de los rasgos distintivos de la Semana Santa de Málaga es la fusión que hay en sus desfiles de la tradición militar y cristiana, uno de las procesiones más seguidas es aquella en las que los leguionarios desfilan junto a las imágenes.Como es el caso de la procesión del Cristo de la Buena Muerte.
El Martes, la Virgen de las Penas que todos los años estrena un manto elaborado con flores frescas elaborado por jardineros municipales, sale al paso. También es destacable la procesión de La Sentencia que acompañado por el ejercito de tierra se pasea por Málaga. Y en este caso la jornada la cierra la Virgen del Rocío llamada la novia de Málaga por ir vestida de blanco, y que es seguida por un gran número de fieles y es de las más conocidas.

El Miércoles Santo es día de hermandades antiguas y con solera.

Desde la plaza de San Francisco sale el Cristo de "La Puente del Cedrón", le acompaña la Virgen de La Paloma, miles de palomas se le ofrecen durante su recorrido.

El Nazareno que desde la época de Carlos III concede la libertad por real prerrogativa a un preso todos los años.

Este día es uno en los que más cofradías salen a la calle, algunas tienen un carácter más militar, ya que una de las imágenes es patrona de los paracaidistas, y como siempre se da en estas circunstancias, elegir presenciar una de ellas ya es cuestión de gustos, puesto que es complicado decantarse por una en concreto.

El Jueves Santo se concentran un buen número de hermandades pertenecientes a gremios, como la Cena, fundada por los ferroviarios, la hermandad de Viñeros, cofradía gremial de los vinateros malagueños.

De marcado significado militar es la procesión de la cofradía del Cristo de la Buena Muerte, popularmente conocida como Mena o de los legionarios, por ser el Cristo patrón protector de dicho cuerpo. Todos los años una bandera le rinde honores y le acompaña en el desfile procesional cantando sin parar el novio de la muerte. Detrás va Nuestra Señora de la Soledad, acompañada de la armada española que le van cantando la salve marinera. Su vinculación arranca cuando una fragata iba a naufragar frente a nuestras costas. Divisaron una iglesia y se encomendaron a la Virgen que en ella se encontraba. Salvados todos, dieron a conocer al Papa el hecho acaecido, dándole a la hermandad el privilegio único de decir misa un sábado Santo.

La cúspide del jueves es morado y verde. Toda Málaga es de la Virgen de la Esperanza. Precede a este grandioso cortejo la alfombra de romero que se esparce sobre las calles. Enseres valiosos y tronos descomunales conforman la cofradía. Jesús Nazareno del Paso. En la plaza de la Constitución se gira hacia calle de Larios, el pueblo se arrodilla y Cristo con su brazo lo bendice. La Virgen de la Esperanza acompaña a su hijo en el trono más pesado de la Semana Santa del mundo y uno de los más lujosos.

En Viernes Santo las procesiones son más serias, los nazarenos visten de negro. Entre otras saldrá desde el barrio del Molinillo y hacia el centro: La Piedad, talla del imaginero malagueño Palma, que permanece durante todo el año expuesta en una capilla callejera.

El carácter más lúgubre y sobrio de la festividad se da al igual que en el resto de las comunidades los días en los que reina el luto por Cristo, la sobriedad de estos pasos es la que va unida al carácter militar de los mismos. Para dar paso a procesiones más alegres y vistosas pasado el Viernes Santo.
La cofradía oficial del Santo Sepulcro, Cristo sobre un catafalco que yace sobre una losa. Representaciones de todas las fuerzas vivas de la ciudad acompañan al entierro. Tras este paso, hay una pausa y se apaga el alumbrado publico del recorrido por el que pasará la Virgen de Servitas, yendo sus hermanos rezando en voz alta la corona dolorosa.

Es el Domingo de Resurreción saldrá El Resucitado, acompañado de una representación de todas las cofradías. Los nazarenos que han participado en la semana, hacen de esta última procesión un abanico de colores que la convierte en la más vistosa y alegre.

Todo lo que aquí hemos documentado hacen de Málaga una de las mejores opciones para vivir una Semana Santa completa y muy característica, a la cual no puede hacer sombra ninguna de las otras comunidades andaluzas.



Otras guias informativas:
Semana Santa - Londres - Guia de Madrid - Guia de Barcelona - Ski - Cruceros - Guia de Valencia